Si te dedicas a la Administración de Sistemas o al Desarrollo Web y en tu día a día trabajas con servidores, sabrás que elegir uno u otro lenguaje de programación es fundamental en cualquier proyecto.

Normalmente usamos varios como: PHP, Javascript, C… Pero hoy te hablamos de Perl y de todas sus ventajas.

¿Por qué Perl?



Perl es un lenguaje que sirve prácticamente para todo. Desde un pequeño script que hace una tarea sencilla, pasando por desarrollar una web o hasta un programa completo que gestiona acciones entre un panel de control y los servidores.

Fundamentalmente, sus fortalezas son tres:
1. Tiene un gran rendimiento, y esto es muy importante a nivel de servidor, puesto que la llegada de órdenes es continua y la ejecución debe ser tremendamente rápida para que el resultado de la acción de un cliente se refleje de manera instantánea. Por ejemplo: la creación de una cuenta de correo, de una base de datos, el alta completa de un hosting…

2. El intérprete viene por defecto en cualquier distribución de Linux, por lo que no necesitarás hacer instalaciones a posteriori. Esto te facilitará enormemente la configuración de los servidores.

3. Un mismo código corre en multitud de distribuciones sin necesidad de que toques una sola línea. ¡Has oído bien! Sin modificar una sola línea de código, es capaz de ejecutarse sin errores en un montón de distros. Te ahorra el mantener múltiples versiones de un código que, de otra manera, sería ingestionable y tendría un coste altísimo a nivel humano. Con este lenguaje, nos podemos permitir el lujo de crearlo una sola vez y trabajar con una única versión del mismo.

Cuando vayas a elegir un lenguaje de programación…

Así que, antes de empezar a trabajar con servidores, es importante que te plantees lo siguiente:
1. Piensa en las características de tu proyecto y elige un lenguaje acorde en rendimiento, teniendo muy en cuenta si vas a tener que hacer cambios rápidos y complejos con relación a las peticiones iniciales. De poco vale que el rendimiento sea óptimo si en un momento dado te piden integraciones nuevas, y eso implique tres meses de trabajo en las funciones del lenguaje que estás utilizando.

2. Fíjate en que pueda correr en múltiples versiones de software sin necesidad de modificaciones. Esto te ahorrará mucho tiempo y los quebraderos de cabeza serán menores (no decimos que no los haya xD)

3. Llevamos usando Perl desde nuestra puesta en marcha, tanto en la administración de servidores como para ejecutar las órdenes que los clientes envían desde sus paneles. Podríamos decir que el lenguaje que verdaderamente se entiende con todos nuestros servidores Linux es este. Así que, ¿qué te vamos a contar?





Sunday, March 25, 2018







« Atrás